domingo, 9 de noviembre de 2008

NADANDO EN EL LAGO

Al fin lo hice. sin más dilación. Desde la canoa y de cabeza al lago. ¡Fría como el hielo!. ¿Esto es Kenia o el Polo Norte?.¿Dónde estás respiración, no ves que me ahogo?. Ahora entiendo porque hoy no aparecía ningun cocodrilo por aquí, han debido emigrar. Lo siento mucho porque mi intención era la de seguir una buena idea que ayer me dio María Jesús; esa de aprovechar el lomo de uno de ellos para escribir los post. Hace un frío infernal, bueno está mal expresado, precisamente frío no debe hacer en el averno. Hoy nada de largos, sólo haré anchos. Y el caso es que después de unas brazadas ya no se está tan mal. Esto es como la vida misma. Cuando te parece que ya no puedes seguir, das una brazada por inercia, pensando que va a ser la última y ¡milagro!. De esos de cada día que no vemos pero que palpamos con los dedos. Y producido el milagro ya no quieres bajarte en la próxima, ya nadie te apea de la vida.

Ahora lo que me faltaba, cuando ya tengo un pie en la canoa para salir del agua. él que se zambulle, no el cocodrilo, sino él. No lo puede remediar, siempre que a mí se me ocurre alguna temeridad como ésta, él tiene que superarlo. Si al cabo de los años, le ha dado hasta por aprender a hacer las camas. Como si a mí me importase demasiado que me supere en eso. Debe ser la eterna rivalidad H/M. Algo que no es de ahora, como pudiera parecer. Esto viene de nuestrs Primeros Padres. Total porque a nosotras nos sacaron de una simple. costilla del hombre. ¡Que vaya usted a saber!. No, si yo me lo creo, claro que como están diciendo que todo lo de la Biblia es en sentido figurado... Sea como sea, tampoco es que el H tuviera mucho mérito, no hizo absolutamente nada. Ni siquiera dar su opinion. Pero, ¡Si estaba dormido!.

Lo que más me molesta es que ya no va a parecer tan extraordinario mi baño helado. ¿Valdrá la pena que lo cuente en el blog?. De todas formas, en este momento, se me ocurre pensar que Tamara puede tener razón. Y mira que he discutido con ella sobre este tema. ¿Pues no opina que muchas veces hago cosas raras para poder contarlas en el blog? Ya me queda la duda, si tengo que admitirlo me muero de verguenza. No pasa nada, me inventaré un razonamiento aplastante.

Ya está:
Lo mejor que tienen los blogs es que ayudan a vivir apasionadamente. Son el resorte para salir de uno mismo; para no quedarte parado. Si paras ¿qué vas a contar?. Cuando se me pase el frío del agua, tendré que darle vueltas a esta genial idea. Quizás acabo de inventar el mejor paliativo para la depresión o el ostracismo. Tal vez, trabajándolo bien, con un estudio en profundidad llegue a aspirar al próximo Nobel de psiquiatría. De todas maneras, si no consigo nada concluyente, puedo convocar otra encuesta como la que tuvo tanto éxito de mi mitad y yo.

Por si acaso alguien me escucha pregunto:

_¿A qué contribuye un blog, en el terreno personal de su autor?

_¿Puede un blog ayudar a vivir la vida, con pasión- de la buena-?

_¿Puede ser un paliativo para la depresión o el ostracismo?

Espero respuestas. Y si alguno quiere añadir preguntas mejor que mejor.

PD/ Si alguno/a duda de que hoy me tiré a nadar al lago Baringo, esta foto es la prueba. ¡¡aatchis!!... Lo que no entiendo es porqué estaba tan condenadamente frío



6 comentarios:

maria jesus dijo...

PRIMER COMENTARIO.

Por lo que veo, el lago se ha civilizado mucho y se ha vestido de domingo para recibirte.

¿Que pasa, que os habeis puesto todos filosóficos, analíticos y consultantes?

En fín, paciencia, vamos a ver:
1.-A expresar las ideas por escrito,con lo que se concretan.
2.-¿Porqué no?
3.-Si

Para mí, que es la primera vez que escribo en mi vida, el blog me sirve para expresarme, divertirme, mantenerme al día en las nuevas tecnologías (!que bien me ha quedado!) conocer gente interesante, hacer amistad y varias cosas más pero va a ser un comentario muy largo. Un beso

amor dijo...

alguna de las preguntas de tu encuesta me evoca un mail maravilloso que recibí hace unos días que hablaba de heridas que se habían curado, de esos mails que dan vida

s

gueRRera de la LUZ dijo...

Jajajajaja Tamara.... qué graciosa. No sé quien es, pero tiene toda la gracia jeje

Yo no me baño en agua helada por nada del mundooo¡

Un beso con mucho cariño Militos.

PD:Reza, que mañana se vota la ley negra.

Militos dijo...

María Jesús: muy bien tu comentario aunque sea largo. Lo iré procesando.
Gracias guapa.

Amor: no sé a cual de las preguntas te refieres.
Gracias guapo.

Guerrera tamara es una de mis hijas, la que me metió en este lío.
Claro que rezaré.
Gracias guapísima

Terly dijo...

Una vez que estás repartiendo piropos a todo "quisqui", me apresuro a comentar no se vaya a terminar el stock.
Lo de la costilla, ya veo que a pesar del tiempo transcurrido, aún no lo habéis superado. Nos debéis una.
En cuanto a bañarse en agua helada me parece muy socorrido para, al salir de ella, cantarle a él o ella aquello de Sarita Montiel "tápame, tapame, tápame tapame, tápame que tengo frío"... y... ojo, espero que quien te haya tapado haya sido tu marido, jejeje.
¿Para qué me sirve a mi el blog? Para estrujarme los sesos y discutir con mi "santa" que dice que me paso todo el día delante del ordenador.
Bueno, Militos, no dirás que no te he hecho los honores extendiéndome en mi comentario ¡no?...

Militos dijo...

Guapo, guapo, guapísimo Un beso