miércoles, 5 de noviembre de 2008

DESPEDIDA



Hueco, hueco vacío,
cuna y testigo, de su zarpar renaces
mudo y añil.
A tu conjuro llego a beber de tus aguas,
a secarme en tu aliento.
A la meridiana, baladas por el cantil
de piedra intenso.
Abierto, desgajado, oración y
despegue, rudo paredón.
Inmovil, adherida,
como la concha a la roca,
gota a gota...
lágrimas de Climene, ambar
dorado al sol.


En esta soledad de hueco gaditano,
al remo, las gaviotas remontan vuelo negro.
Al son de caracolas, lamentos rompedores.
Azul mediterráneo, envuelven las estrellas,
cabriolas de sirenas, de la mar
ensortijada, hacen odre de llanto.
De lejos y de blanco, florecen amapolas.


Madera de barco, línea flotante.
madera de hombre
de firme el abrazo.
Vergas y velachos, pergamino de años,
celoso guardián de vientos,
de otros siglos leyendas,
novedad de otros mares.


A todo trapo.
doblando San Felipe,
a trueque de bandazos
palos y vergas se templan,
se hace historia de barco
grabada en cartas, en viva carne.
Concepción de nueva raza,
al precursor de tu nombre.
conquista de amores en parto dolorido,
bautizo de tierras
avance de mares, horizontes
abiertos...libertades.


En esta soledad de tu hueco
y mi hueco, se ha poblado el silencio
de arrastres y engranajes.
¿Quién borra tu presencia, quién
prensa tu recuerdo, quién
hechizó este hueco?


Embajada bicolor, misión de la cangreja.
Vientos de amores,
pregón de escandalosas,
al encuentro feliz, orilla con orilla
del vástago arrancado.
El seno que engendró,
le puso a caminar a riesgo de perder.
El fuego de los años
hornea sus olores
de menta y de romero,
de azucar y canela.
Oro pagado con el oro,
al precio de la Cruz y de las Letras.
Cuando el Imperio, las carabelas;
Hispania que hizo Hispania,
por obra del poeta
rimando en el Océano,
el cielo con la tierra.


Fragua que moldea,fenicia y navegante,
tenía que ser Gades
quien esa luz te diera.
Velera, inventora de hombres,
crisol que forja ánimos,
marinera y maestra.
Te soñaron los mares,
las manos que te hicieron
de entraña gaditana y raiz
de vieja guitarra.
Grácil tu figura al aire de babor
el navegar torna baile
y de estribor, recorta espuma
de viejos y nuevos romances.
Al eco de las palmas, del hondo
de los mares,
un coro de Nereidas, en el tablao flotante,
tanguillos y alegrias
dibujan en la sal y taconeo de olas,
mano a mano de agua y mascarón de proa.


En esta soledad...
de tu hueco y mi hueco,
motor y velas, bulería y lamento.
Capitana y marinera,
madera de Espña se va,
rompiendo mares.
madera de hombres y una mujer
¡no los despiertes!
se van, rompiendo un sueño.


Centellas de amor inacabable,
Hero y Leandro.
Nunca habrá un desguace.
Júpiter lo hizo con Leandro.
Tu final será de estrella,
más allá de Itaca y Cape


¡La Trinidad los vuelva!
Cádiz, a tu hueco y mi hueco,
de llanto navegable.
_________________
Octava Vuelta al Mundo del buque Escuela Juan Sebastián De Elcano

26 de Octubre 1992 - 16 de julio de 1993
Militos

12 comentarios:

ARCENDO dijo...

Vaya susto con el títulito...
Al fin veo que es el encabezamiento de un hermoso poema, menos mal. Después de lo de Obama uno no está para nada.
Me quedo con esta estrofa:
"Centellas de amor inacabable,
Hero y Leandro.
Nunca habrá un desguace.
Júpiter lo hizo con Leandro.
Tu final será de estrella,
más allá de Itaca y Cape"
Es la que más esperanzas me da:
Nunca habrá desguace, nunca, nunca.
Besos.

Caballero ZP dijo...

Bonito poema, algunos desconocerán el verdadero sentido que tiene para ti, pero otros lo entendemos perfectamente.
¡Qué susto con el titulo!, jejejeje.
Saludos

Militos dijo...

Arcendo: a mí también me gusta esa estrofa, odio los desguaces. La verdad es que fue la que mejor me quedó. ¡Vanidad de vanidades!
Un beso

Militos dijo...

caballerozp: el título fue el anzuelo para que os tragáseis el poema, jajaja...
Un abrazo

maria jesus dijo...

Un poema precioso. ¿Va tu hija en el?. Es emocionante la salida y precioso verlo

Militos dijo...

mARÍA JESUS:cuando hice el poema fue el año que embarcó la primera mujer en Elcano con 300 hombres¡Imagínate!. Estuve allí llorando a mares, por eso lo plasmé en versos. Siempre digo que se debería pagar por ver esa salida del buque. Es todo un espectáculo.
besitos

Terly dijo...

¡Qué pedazo de artista eres, Milito! cada día me sorprendes más y más. La poesía es toda ella una maravilla. He intentado elegir una estrofa y me ha sido imposible.
Ésta... no, no, ésta... y así me he recorrido verso a verso todo el poema y al final he dicho "todo"
Imagino lo que debió ser para ti esa despedida, combinación de tristeza y alegrías adornadas de lágrimas y sonrisas y sobre todo... orgullo, mucho orgullo, infinito orgullo de ser la madre que la tuvo, la crió y la educó para llegar hasta esa despedida.
¡Cuántas sorpresas más nos tienes reservadas.
Hoy no te envió un beso balconero, el de hoy es con sabor a yodo y sal.

Militos dijo...

Querido Terly: imagínate nueve meses sin verla y sin saber cómo le iría todo. Las cartas al llegar a puerto eran una maravilla, pero yo sabía que sólo contaba lo bueno.
menos mal que pudimos acudir a Manila para estar con ella unos días.
En cuanto a las sorpresas os guardo otra para después de las doce de hoy.
No sabes lo que me estimulan las palabras de un poeta como tú.
Beso de sal y agua

gueRRera de la LUZ dijo...

No sabía que escribías poemas tan maravillosos Militos, eres una caja de sorpresas.

¿Tú eres o vives en Cádiz?

Besitos

Militos dijo...

guerrera: soy madrileña de pura cepa, pero viví 15 años en San Fernando. Siete de mis 10 nacieron allí. Y en ese barco navegaba mi hija con 300 hombres, como explico a María Jesús. El poema fue fruto de mi llanto y mi miedo. Gracias a dios regresó sin novedad después de Nueve meses o sea que la parí dos veces.
Muchas gracias y un beso guerrero

Desire dijo...

Militos primero nos das un susto de muerte y luego nos revives con una hermosa poesia! Eres toda una caja de sorpresas, muy bellas por cierto. Besos

Militos dijo...

Muchas gracias Desire. Me alegro que te guste. ¿Qué tal van tus ánimos? ¿Y tus amigas?
Muchos besos