jueves, 16 de octubre de 2008

HOGAR, DULCE HOGAR





No sé si alguno de vosotros tiene en su hogar un rottweiler. Yo, que nunca fui aficionada a los perros, he tenido unos cuantos y sin embargo, ni me daba cuenta. Ahora que están en sus respectivas casas es cuando los echo de menos. Me faltan sus agudos y sonoros ladridos, esos que alejan toda posibilidad de diálogo pero sólo de momento. Aunque no te achiques ante ellos, prefieres pasar de su negra voz para que la cosa no llegue a mayores. No hay que tenerles miedo si lo sabes llevar pacientemente y luego olvidas el ataque, que nunca llega a causar heridas, esto facilita grandemente el encuentro posterior. Ya ves, hoy sin ir más lejos, sin esperarlo tuve que aceptarlo y percatarme que venía directo a mí. Molesto es un poco, sobre todo cuando te sorprende, pero si sabes mantener la compostura, todo pasa en segundos.
Y luego vienen los amores y arrumacos. Aunque esta vez parece que tarda más de lo normal. Llegará, llegará cariñosa y dolorida mucho más que yo. Ya lo veréis. Curiosamente los rottweiler que he tenido a mi lado en su mayoría fueron hembras, también algun macho. Pero en líneas generales hemos vivido en armoniosa convivencia.

Con sinceridad creo que lo mío es mucho peor, lo mio es más de boxer que de rottweiler. Tarda más en abrirse a ladridos, realmente no se abre, se queda en el gesto. No olvida tan facilmente, y los arrumacos parece que no llegan nunca, se hacen más de rogar en mi esencia canina que en la de ellos. Que le vamos a hacer, la vida nos hace a cada cual de una forma distinta. Lo que verdaderamente da valor a la convivencia es que unas veces aparezca unos y otras otros, pero no todos a la vez, eso convertiría el hogar en una jauría y no habría domador capaz de hacer llegar la hora de los arrumacos.

Un detalle a tener en cuenta es que a mi rottweiler de hoy, debí de provocarlo yo porque únicamente quería protegerme y hacer que me sintiera segura con sus ladridos pero los rechacé de plano. Reconozco mi tozudez. Mi seguridad y mi bienestar dependen de lo que dicta mi voluntad y no de lo que a los demás les parezca que me conviene. Soy así, boxer de toda la vida.
Lo de que siempre tuve a mi lado algunos rottweiler no lo he descubierto yo, sino que alguna de las hembras me lo ha confesado al cabo de los años. Y yo sin enterarme.
Declaro formalmente que he sido y sigo siendo feliz, muy feliz con estos rottweiler de pura raza, elegantes, temerarios y desafiantes a toda clase de riesgos. y sobre todo tiernos y alertados para acudir al menor de mis silbidos.

Esta noche el silbido se lo dejo a Los Secretos. Vendrá y la pediré perdón porque yo lo provoqué y necesito sus arrumacos.



14 comentarios:

Terly dijo...

Querida militos:
Y yo pregunto ¿Se puede saber quién no tiene un rottweiler cerca? A mi los rottweiler no es que me atraigan mucho pero a pesar de todo siempre tienes alguno que a la caricia con mano de seda te responde con un gruñido. No obstante no debe uno acoquinarse y por tanto habrá que conseguir que quien se vaya con el rabo entre las patas sea él. De todas formas, cuando son cariñosos suelen serlo mucho. A pesar de todo prefiero el canario, no porque esté en una jaula sino por su alegre cántico.
Un beso.

AleMamá dijo...

¡Qué buen símil, Militos! yo los he tenido machos y hembras, y no sé cual preferir. En todo caso algunas ya se dejan acariciar y se me acercan cariñosos, pero otros... seguiré esperando hasta mi último aliento. Encomiéndame.

Aguijón dijo...

a mi me gusta ver los perros pero no convivir con ellos... pelos, te lamen... no me gusta.
Canción; sweet home Alabama.
un beso,

ARCENDO dijo...

Yo, de niño, tuve un boxer.. pero lo mío, son los gatos, he tenido 3. Comprendo que van a su aire, probablemente por eso me gustan más; pero cuando son cariñosos, también lo son.
De todas maneras a este ex-lobo también le gustan sus primos-hermanos los perros, y si son de una raza tan bonita como la que cuentas, más.
Otra cosa, me ha encantado este post y todos los tuyos, pero eso marca una pequeñita diferencia entre nosotros; porque mientras tu eres muy exigente conmigo y solo llego al 9,90, yo no dejo de darte una Matricula de Honor en TODO.
Besazos.

ARCENDO dijo...

¿Alguien me puede explicar, por favor, de que va eso del juego de las canciones que llevais Aguijón y tú?.... ¡quiero jugaaaar!.
Besos.

Militos dijo...

Arcendo: se trata de buscar canciones en cuyo título entre alguna palabra que esté también en el título del post de Aguijón o del mío. Y el otro si tiene tiempo y puede publica el video de la canción. Pero no hay premios, sólo ganas de jugar.
Por mí admitido, pregúntalé a Aguijón que seguro estará encantado.
Un beso

Militos dijo...

Gracias Aguijón, voy a ver si encuentro el video.
Un beso

ARCENDO dijo...

ATENCION NOTICIA: Un malnacido etarra, ha amenazado de muerte a nuestra compañera Martha Colmenares.
Besos.

Militos dijo...

Alemamá: No te preocupes, yo también tengo algun Rottweiler qu no acaba de volver, pero sigo esperando. Claro que te encomendaré y con mucho gusto. Espero que tú también lo hagas. Estos tiempos son tremendamente difíciles para los hijos y para los padres. ¡Dios sabe más!
Besos

Militos dijo...

Terly: yo también prefiero los canarios, pero ya se me han muerto cuatro. El último se lo comió un gato en el campo. No sabes que tragedia. creo que ya no voy a tener más.
Un beso

Militos dijo...

Vamos a ver Arcendo, las notas, para mí, dependen de las capacidades de cada uno y yo creo que segun las tuyas, se te puede exigir más. Si empiezo por darte la matrícula seguro que te confías y no das todo lo que tienes que dar.
Y otra cosa: ¿No será alguno de tus gatos el que se comió mi canario?. A mí los perros me dan mucho miedo, pero no me ha quedado más remedio que cogerles cariño.
De hecho he tenido tres pesadillas en mis sueños de siempre, de las que dos se han realizado:
Un incendio en mi casa, tremendo con los bomberos destrozando todo a hachazos para que no volvieran los restos de brasas a emerger.

Encerrada en una habitación con un perrazo, que me ocurrió en un ascensor, pero no me hizo nada, sólo el susto.

Y la tercera que todavía no me ha ocurrido que tiene que ver con el mar. Esta se me repite muchas veces, a lo mejor por eso me atrae tanto.
Cuida bien a tus gatos.
Un beso de boxer.

Militos dijo...

Gracias Arcendo por decírmelo. Voy corriendo a verla. Un beso

Terly dijo...

Militos:
De boxer a boxer. A los rottweiler, cuanto más lejos están, para ganartelos, hay que acercarse más a ellos y no porque te gruñan cuando les acaricies, dejar de hacerlo. Si se practica con tacto, terminan comiendo en tu mano. ¡Suerte!

Militos dijo...

Terly: ¿qué me vas a decir?. si ya me conozco todos los trucos.
Gracias boxer amigo, ya me figuraba que éramos de la misma raza.
Un beso