sábado, 27 de septiembre de 2008

POESIA DE LEOPOLDO PANERO




Leopoldo Panero es uno de mis poetas elegidos del siglo XX. Fue una época prolífica en escritores y poetas a los que no se les está dando la relevancia que les corresponde por el simple hecho de haber publicado sus obras en la"oprobiosa" dictadura. Panero, sin saber a ciencia cierta porqué me atrajo de una manera especial, fue marcado en la lista de mis favoritos. Escribía poesía no por escribir, sino sólo cuando le salía de dentro. Tal vez sea este detalle el que me cautivó de su obra:

"Más que decir palabras ser su propia fragancia,
y estar callado, dentro del verso, estar callado
Siete poemas, pag.399

..."¡ni calla el que está en silencio
ni es toda palabra canto!
Romances y canciones, pag.419

No quiero hacer una intensa biografía de él, eso sería obra de nuestro querido e ilustrado Arcendo /http://arcendo.blogspot.com/ sólo mencionarlo porque lo que a mí me satisface es dar a conocer todo lo que ha pasado y pasa por mi vida enriqueciéndola, haciéndola vibrar, humanizándola. Nunca he pretendido ser ejemplo de nada, únicamente dar testimonio de que soy mujer y estoy aquí para algo, porque Dios lo ha querido y con mis errores, equivocaciones y tropiezos, pero con la buena voluntad de dejar una huella simplemente humana que se acoge en todo momento a la Misericordia de su Padre Dios. Y, como decía caballerozp en un reciente post, crié una familia muy numerosa y el tiempo que ahora me sobra lo invierto en contar cosas que para mí tienen valor, porque quiero; al que no le guste que no lea, pero que me deje en paz.


Leopoldo Panero nació en Astorga (León), el 17 de octubre de 1909.Murió en su finca de Castrillo de las Piedras (León), el 27 de agosto de 1962. Realizó sus primeros estudios interno, en el colegio de los Hermanos de la Doctrina Cristiana en San Sebastián. Estudia la carrera de Derecho en las universidades de Madrid, Salamanca y Oviedo donde se licenció. Compatibiliza sus estudios escribiendo poesía y colaborando en las revistas más importantes de la época anterior a la guerra civil. Desde 1931 a 1936, cursa estudios de Lengua y Literatura francesa en las universidades Poitiers y Tours. Más tarde estudiaría también las mismas asignaturas en la Universidad de Cambridge.
Al terminar la guerra contrae matrimonio con la escritora Felicidad Blanc, con la que tiene tres hijos. Hasta su muerte, sin dejar de colaborar en revistas y diarios españoles e hispanoamericanos, ocupa varios cargos, como el de director del Instituto de España en Londres, director de la revista Correo Literario, secretario de las bienales de Arte hispanoamericanas de Madrid, La Habana y Barcelona, Secretario general del museo de Arte Contemporáneo de Madrid y, entre otros cargos, fue también director editorial de Reader's Digest. Obtuvo varios premios entre los que destaca el Fastenrath de la Real Academia Española por su libro ESCRITO A CADA INSTANTE y el Premio Nacional de Poesía, por su libro CANTO PERSONAL. Muere joven tras una penosa enfermedad.

Su poesía se caracteriza por su sencillez, sin palabras rebuscadas y sin objetivos previos; cuando la lírica sirve a fines concretos, ya sean sociales o políticos se desvirtúa la esencia misma de lo poético. Cesar Allende que ha realizado un completo estudio de la poesía de Leopoldo Panero, en su libro: "La Poesía Personal de Leopoldo Panero afirma lo dicho, "la poesía no puede ser ni sociología ni política." Dedico varios versos a la niñez y gusta del tema religioso porque es profúndamente católico. Lo que está depositado en su alma sale a la superficie poética de manera innata. Lo vemos en algunos de sus versos:


ESCRITO A CADA INSTANTE

"Para inventar a Dios, nuestra palabra

busca, dentro del pecho,

su propia semejanza y no la encuentra,

como las olas de la mar tranquila,

una tras otra, iguales,

quieren la exactitud de lo infinito

medir, al par que cantan...

Y su nombre sin letras,

escrito a cada instante

mecido por la música del agua;

y un eco queda sólo en las orillas.

¿Que número infinito

nos cuenta el corazón?


Cada latido,

otra vez es más dulce, y otra y otra;

otra vez ciegamente desde dentro

va a pronunciar Su nombre.

Y otra vez se ensombrece el pensamiento
y la voz no le encuentra,

Dentro del pecho está.

Tus hijos somos,

aunque jamás sepamos

decirte la palabra exacta y Tuya,

Que repite en el alma el dulce y fijo

girar de las estrellas.

Este post era para De Dentro pero no he podido publicarlo en él porque alguien denuncio su contenido como no deseado. Estan revisándolo y en dos días me responderán. Y os dejo que me voy al teatro, ya os contaré si merece la pena lo que voy a vivir esta tarde.

4 comentarios:

Terly dijo...

Bonito poema que no conocía y me ha encantado.
Te deseo buena tarde de teatro para así olvidar problemas cibernéticos.
Un beso.

ARCENDO dijo...

Me ha gustado mucho el poema, no lo conocía, gracias por enseñarlo y comentarlo tan bien.
Off topic. En cuanto a tu incidente con blogger, no he escrito nada, atendiendo a tus deseos, pero sigo pensando en que deberías pedir ayuda a los compañeros que te dije antes. No por esta ocasión, ya que si te revisan, verán que es un blog fantástico y nada más... sino porque evites que te pase en el futuro, tanto en este blog, como en de dentro.
Besos.

Militos dijo...

Terly: gracias , Me alegro que te guste. Ahora veré tu oración para el domingo. Lo pasé genial en el teatro con la familia. Un beso

Militos dijo...

Gracias Arcendo por tu ofrecimiento, no quería molestarte demasiado. Perdona por alterar tu fin de semana pero quería saber si se podía entrar en el blog, aunque ya dijeron que no podía publicar en dos días. Ya sólo queda uno. También me avisaron que ya vieron que sí era adecuado y que ahora iban a comprobar si era Spam.

A ver por donde sale ahora. ya preguntaré a los que me dices si se puede hacer algo para prevenir. Esto no tiene mayor importancia pero es desagradable.

He disfrutado un montón con el teatro. Un Episodio nacional, La Puerta del Sol. la pena es que sólo ha estado 15 días pues lo hubiese recomendado a todos. Fantástico espectáculo. Y comprobar el coraje de los españoles, en este caso madrileños, que iniciaron la guerra de la Independencia aunque murieran, es una inyección de optimismo. Esperemos que los de ahora reaccionen pronto porque España está en peligro.
Bueno perdona es que vengo exaltada.
Un beso y otra vez gracias