martes, 23 de septiembre de 2008

CON SIN NADA, ¿Por qué?





Mañana regreso a Madrid y no tengo mucho tiempo para escribir esta noche. Por eso decido hacer una breve referencia al nombre de este blog. Parece que no tiene mucho sentido, pero para mí todo el del mundo.

Cuando no tenía internet también escribía, toda la vida lo he hecho, pero lo compartía con otras aficciones. Porque una cosa es escribir para tí y otra escribir, ver lo que otros escriben, comentárselo, volver a lo tuyo y contestar a lo que a tí te han comentado. Un circuito cerrado que cada día vas ampliando más y cada día, empleas más tiempo en recorrerlo. También es verdad que no todo el mundo responde a los comentarios. Pero las mujeres ya se sabe como somos, tenemos que dar nuestra opinión en todo y si algo nos priva, es quedar bien con nuestras visitas. Esto lejos de ser un defecto es una valiosa cualidad que a veces no se nos aprecia bastante.


Volviendo al tema, en mis ratos libres además de escribir me daba al punto de cruz como una posesa. LLenaba, no sólo mi casa, sino la de todos los familiares allegados y no allegados así como las de amigos y vecinos, con esa labores enmarcadas y acompañadas de una leyenda con mensaje. Creo que esta sana aficción vino de las Américas porque una de mis hermanas, licenciada en Químicas y funcionaria, digo esto para que nadie piense que únicamente se dedicaban a ello las funcionarias del hogar, no se perdía ningun año la Feria de Punto de Cruz de Nueva York y solía traer unas preciosidades y complementos a las labores que en España no se encontraban. Nuestros artesanos es difícil que salgan del bordado de lagartera. Claro que hay bastante de ganchillo y allá por Galicia, en un pueblo que se llama Camariñas elaboran un célebre encaje que lleva ese mismo nombre. Debo pedir disculpas porque tal vez alguna puede decirme lo equivocada que ando. He de reconocer que en esta rama de la cultura no voy muy ducha. No se me puede sacar de los parches en los pantalones de los chicos, los dobladillos y poco más... Ahora creo que existe algo mágico que se pasa la plancha por encima y listo. ¡Qué tiempos!, quién lo hubiera pillado un poco antes.
Lo cierto es que cuando ya había surtido a todo bicho viviente de mi alrededor con mis preciados cuadritos, tuve la feliz idea de bordar algun detalle para cada uno de mis diez hijos que les sirviera de recuerdo cuando yo pase a mejor vida. ¿Existirá un lugar que responda a esta locución?. Resumiendo, porque tengo una facilidad extrema para desviarme de los temas que emprendo, bordé para cada chico un marinerito con distinto equipamiento y para las niñas preciosos ramos de flores de diversas fornas y colores. Y como es de rigor, todos con una pequeña leyenda en la parte baja. Como me he extendido tanto no puedo ahora explicar las leyendas de todos, pero sí lo haré con la de mi hija pequeña, Tamara, por cierto ingeniero informático enredada en la recuperación de un blog desaparecido, que precisamente es la del lema de este blog: CON SIN NADA.
La niña, que era monísima, cuando a penas despuntaba en el hablar bailaba un poco las palabras y así cuando se ponía mimosa o no se le hacia mucho caso lloraba y decía: "A mí nadie no me quiere" Esto también se lo tengo bordado a punto de cruz en otro cuadrito. Si le preguntabas ¿De qué quieres el bocadillo respondía, día tras día. "CON SIN NADA, CON SIN NADA"
Bueno ya hemos llegado al nudo de ésta historia. Esa frasecita añadí a su ramo de flores y a la cabecera de este blog porque me sigue enterneciendo. Luego llegó internet y las cajas y cajas de hilos y muestras de labores quedaron almacenadas en el baul de los recuerdos

PD/ Las fotos de los cuadros salieron fatal y con reflejos. Sólo es para que sirva de referencia. A cada uno le puse su más célebre frase de la infancia que, como buena madre, almacenaba para la posteridad. El de CON SIN NADA es el que está debajo del amarillo que también es muy bonito, todos lo son, dice: "REGALOS AMARILLOS", porque era lo que Esther pedía a los Reyes Magos. REGALOS AZULES pido hoy para el que me lea, especialmente para el que me envío la rosa de la página principal, desde Vigo

¡Hasta Madrid!.

16 comentarios:

ARCENDO dijo...

Por supuesto que te deseo buen viaje, y que Dios te acompañe en el trayecto para que podamos seguir gozando de tus regalos azules,verdes y de todos los colores, durante mucho tiempo.
Y aunque esta noche no estaré por circunstancias familiares, mañana cuando me vuelva a conectar, me alegrará saber que llegaste bien.
Besos.

blumun dijo...

Eso que dice Arcendo, yo lo suscribo. Buen viaje :)
Oye, ahora cambiaré el link por este. O me sale siempre el desaparecido.
Besos.

Militos dijo...

Que pena Arcendo, con lo que te impacientaba antes que no te avisara nada más llegar. Si no voy a llegar por la noche.
Gracias y besos

Besos Blumun, gracias

Caballero ZP dijo...

Ya ves Militos, yo casi siempre no tengo tiempo de contestar l comentarios, por falta de tiempo tengo que elegir entre contestaros o dejar un comentario en mis blogs amigos, como ya sabrás me inclino por la última opción, aunque siempre q me sobra tiempo los contesto.
Ya me he fijado en la rosa, feliz viaje.

maria jesus dijo...

Militos, gracias a mi odiado jazztel he llegado tarde y no me he enterado de nada. Pero sea lo que sea quiero que sepas que puedes contar conmigo como bloguera y como amiga.
Un beso fuerte y cuando me des permiso añado este blog a mis links

lojeda dijo...

Bonita historia, del nombre, y además nos has aclarado las ideas.
Yo a mi hijos cuando eran pequeños, les preguntaba qué querían comer al día siguiente y me decían: "Lo que sea, con patatas fritas". Mas o menos lo mismo que tu hija. Si algún día edito otro blog, ya tengo el título, jajaja.
Feliz llegada a Madrid.
¿Estás ya un poquillo más tranquila, amiga?
No te preocupes, que todo en esta vida, tiene arreglo, menos la muerte.
Un besazo

Terly dijo...

Militos:
Frases anecdóticas por frases anecdótica:
Mi nieto tenía 5 años, yo, abriendo un jamón. A él le apasiona la pata negra. Me pidió que le diera un poco. Se me resbaló el cuchillo y me salió una lasquita del tamaño de una tecla del ordenado.Mientras cortaba otra lasca en condiciones se la di para que se fuese entreteniendo y llegamos a la frase
Con sorpresa y decepción.

Abu...¡miseria no cuenta!...

Y esta frase se ha quedado en la familia para cada vez que nos dan menos de lo que esperamos.
Un beso, Militos. Te veo bien.

Militos dijo...

Querido Arcendo: perdona he estado un poco borde en el comentario anterior. Son los nervios que me entran hasta que me veo sentada en el covhe. No he querido borrarle para no asustar a nadie y crea que el comentario era de alguien. Besos

Amigos de Alma Blogger: luego os contesto con calma. Voy a deshacer las maletas. El viaje bien, muchas gracias y besos

Pere dijo...

Me alegro de tu llegada y de que todo esté en orden.
Te enlazaré ahora mismo a mi blog.
Tenemos unos buenos amigos en comun.
Un abrazo

Militos dijo...

María Jesús: Encantada de qque me enlaces. No te preocupes por jazztel que ielefónica está igual.
Muchas gracias y un beso grande.

Lojeda: me parece genial esa frase para nombre de un blog qque no se te olvide.

Terly: la tuya también muy gráfica. Buena imaginación tiene tu nieto. Ya sabemos a quien sale.

Lo que me ha encantado es haber provocado que sacáseis Las frases familiares a relucir. Creo que es una buena idea. A ver si alguno más se anima.

Seguro que María Jesús tiene alguna guardada.

Blumun cuéntanos alguna.

Besos a todos

Militos dijo...

Pere: gracias, yo también te enlazaré cuando me organice.
De momento he perdido la lista que tenía en el otro blog.

porlafamiliaporlavida dijo...

Hola Militos:

Perdón pero ayer no pude acabar el encargo, acabé del médico a las dos de la tarde. El tiempo justo para llegar a casa y preparar la comida (patatas con huevos) para mi y mi marido. Así que te debo una, lo arreglo en cuanto pueda.

En segundo lugar, con las anécdotas familiares, antes por mi trabajo tenía que viajar mucho, fue uno de los motivos por los que me di de alta como autónomo, para pasar más tiempo con mi familia, recuerdo que tenía que viajar a Almería, para una semana, mi marido se cogió unos días libres y me acompañó con Ana, que era entonces la única, al llegar al hotel que la empresa me había reservado, la niña quedó maravillada de aquello, y lo miraba todo muy curiosa, yo me fui a mi Congreso, y Antonio y la niña se fueron a dar una vuelta para conocer Almería.

Cuando la niña estaba cansada, le dijo al papá, PAPI VAMOS AL HOTEL QUE VAMOS.

Fue muy gracioso.

Recuerdo a Lucía con año y medio, que decía: MAMI YO SONO UN GATITO.

Un besito militos.

Militos dijo...

Ana: ¿a que es estupendo poder guardar esas frases de los hijos?. Claro que tú no tienes mérito porque están muy recientes.
Besos

porlafamiliaporlavida dijo...

Bueno, te voy a contar una anecdota, mía, de cuando era pequeña. La Madre Garcés ya la pobre muy mayor, cada vez que me ve, me la recuerda.

En parvulitos de tres años, el primer día de cole, aún yo no tenía los tres pues nací el 26 de diciembre, mi madre me dejó en el cole, como toda madre primeriza que deja a su niña, al volver a recogerme, no estaba en la clase, no estaba en el patio, la pobre Madre Garcés, asustada le dijo a mi madre, estar está aquí seguro. Me encontraron en la clase de las niñas de cuatro años, junto a tres niñas que lloraban llamando a su mamá, en ese momento, les estaba yo diciendo. No llodes que tu mamá va a veni aoda, cuentan mi madre y la Madre Garcés que no supieron si reñirme o darme un beso por aquella tierna escena. En fin, las cosas de esta cañailla que está un poquillo loca.

Militos dijo...

Ana. o sea que lo de ser vecinita del quinto,¿viene desde ahí?.
besos

Julio dijo...

Requetebonita...¡Te quiero!...Ahora tenemos cuatro blogs, en vez de tres... me parece que la hemos liado.Un fuerte abrazo gran mujer.