jueves, 25 de septiembre de 2008

LOS CHICOS DEL PREU


Tuve la suerte de cursar el Preu-Universitario instituido en la enseñanza española, como antesala de la Universidad. De las treinta alumnas que terminamos el Sexto de bachiller, sólo nueve hicimos el "Preu" y la única de Letras fui yo, con el agravante de matricularme en Económicas, pero eso ya lo cuento en otro lugar.
Alguno recordará una película de Pedro Lazaga como director y todos los actores jóvenes de la época, que hacia referencia a este curso. "Los chicos del Preu", se llamaba. Por entonces no era necesario introducir la distinción os/as porque se entendía perfectamente que todos/as estábamos integrados en dicho masculino.

Casualmente una poesia de Amado Nervo que acabo de encontrar me lo ha traído al presente. ¿Por qué?, simplemente porque uno de los ejercicios escritos era: "Los Escritores Hispanoaméricanos"; otra sana costumbre de aquellos años era que la palabra Latino no se anteponía nunca a la de americanos, no, siempre eran hispanos. Sinceramente en el examen sólo recordaba a Rubén Darío y Amado Nervo pero desarrollé tal cantidad de generalidades que el resultado fue: 9'8.

En agradecimiento, a pesar del tiempo transcurrido, publico la poesía que me ha regresado al pasado y que es perfecta para estos tiempos de confrontaciones generales y personales:

Si una espina me hiere, me aparto de la espina,
pero no la aborrezco.
Cuando la mezquindad envidiosa en mí
clava los dardos de la inquina,
esquívase en silencio mi planta, y se encamina
hacia más puro ambiente de amor y caridad.
¿Rencores? ¿De qué sirven? ¿Qué logran los rencores'
Ni restañan heridas, ni corrigen el mal.
Mi rosal tiene apenas tiempo para dar flores,
y no prodiga savias en pinchos punzadores;
Si pasa mi enemigo cerca de mi rosal,
se llevará las rosas de más sutil esencia,
y si notare en ellas algún rojo vivaz,
será el de aquella sangre que su malevolencia
de ayer vertió, al herirme con encono y violencia,
y que el rosal devuelve, trocada en flor de paz.
AMADO NERVO




5 comentarios:

Terly dijo...

La conocía, Militos y efectivamente muy bien traida para estos tiempos de enfrentamientos. (algunas vezces involuntarios).
En otro órden de cosas, debías ser un monstruito ¡ nueve coma ocho !
¿Qué tan mal hiciste para que el "profe" no te diera el 10?
Un beso.

ARCENDO dijo...

Opino igual que Terly, es un poema perfecto del gran Amado Nervo, para ilustrar tu comentario. ¡La única de letras!, que gran honor tener la amistad de una mujer tan humanista y humana. Efectivamente eres única... felicidades.

Militos dijo...

Lo que es un honor es tener amigos como vosotros.
Trely, yo creo que me bajaron la nota por acentos o comas.
Un abrazo a los dos

maria jesus dijo...

Ay Militos, !que tiempos! yo tambien hice preu, tambien era de letras y como me vine a hacerlo a Madrid me dió clase de Literatura Gerardo Diego en el instituto Beatriz Galindo. !casi nada!

Militos dijo...

María Jesús: Yo me matriculé en el Beatriz Galindo para hacerlo, pero luego me dio pena dejar a las monjas y volví con ellas. Siempre tuvo mucho prestigio y ahora me das envidia con Gerardo Diego.
Un abrazo