viernes, 24 de abril de 2009

A LA VEJEZ VIRUELAS


Dicen que "a la vejez viruelas", pero digo yo que eso será a la vejez, vejez... porque hay una purrialá de años anteriores a esa edad, comprendidos entre los dieciocho y los noventa y nueve y medio... (Sí, sí o ¿no se ha encontrado nadie con ancianitos de dieciocho o treinta años?) en que suceden una serie de cosas y hechos maravillosos que nada tienen que ver con la vejez. Por ejemplo: viajes que nunca se pudieron hacer, lectura de libros que antes no entendías, conversaciones que antaño te aburrían, poetas que vienen a verte a tu propia casa, amigos entrañables, encuentros en la tercera fase que sólo podías contemplar en las pantallas cinematográficas y ahora los puedes vivir a toda presión y pasión, de la buena porque la mala no es pasión es basura, a pocos centímetros de tus ojos y de los latidos de tu corazón... Infinidad de sensaciones y experiencias que no tienen parangón con los atolondramientos de esa edad tan exaltada, donde todo lo absorbes sin disfrutar porque piensas que durará siempre.

Que no, que no, que esto es vida. A mí que me dejen de cuentos con eso de las viruelas prematuras. Sin ir más lejos, otra de las vivencias maravillosas que te llegan antes de la vejez, vejez.. son los nietos
Lo malo es que a veces vienen con tanta velocidad que se te amontonan y no te da tiempo a disfrutar del último, cuando ya se anuncia el siguiente. Algo así me ha ocurrido a mí. Mi nieto que hace el número dieciocho, ya pesa 400 gramos. No me he equivocado y que nadie piense que es un escuchimizado, está espléndido, por encima del peso normal de los bebés de su edad y con una vitalidad que tiene a su madre agotada. Seguro que dudáis de mis palabras, no me extraña, pero yo lo veo de cerca. Con solo cinco meses de vida está alegre y feliz en la habitación que sus padres le habían preparado ya antes de conocer su existencia. Un habitáculo hecho con amor y entrega mutua, sublime y generosa, en la que el mismo Dios actuó para que resultara más acogedora y vital. Todo era poco para él, de manera que ahora no le falta de nada. Es tan espabilado que él mismo toma su alimento cuando le viene en gana, duerme y patalea a su antojo, se chupa el dedo y a veces hasta juega con una cuerdecita que ha encontrado muy cerca suya, se agarra a ella, la lame y acaricia con sus diminutas manos. A mí me llena de emoción y ternura contemplarle. Siento todo esto como si yo misma volviera a ser mamá otra vez. Es algo impagable que no se puede cambiar por ningun otro deseo.
Bueno voy a enseñaros una foto para que os hagáis una idea. Salió un poco borrosa porque el crio se empeñó en rodearse de un líquido, un invento tan antiguo como el primer hombre sobre la tierra, que le protege de cualquier peligro. Tiene un nombre muy raro, Amniótico, creo que se llama. En él se encuentra como pez en el agua, no sé porqué me da a mí que le va a tirar el mar tanto como a su abuela.








¿Os ha gustado? ¿No es precioso? ¿No tengo razón para estar loca por él? Cuando le contemplo, siento como una punzada en el corazón porque a menudo llegan noticias de que a bebés como Gonzalito, les hacen daño, no los quieren y después de haberlos traído a este mundo los echan de su habitación de mala manera. Mucha pena me da, pero hoy no quiero entristecerme, hoy estas líneas tienen qe mostrar toda la alegría que este nuevo nieto ha traído a mi vida, esta vida tan lejos todavía de las viruelas. Gracias a Dios, claro.

¡Ah!, se me olvidaba, otra cosa que es maravillosa, excepcional y apasionante de verdad, con pasión de la buena, es este mundo de blogs con el que no contaba a los dieciocho años.

Aviso:
La ecografía es de Google

11 comentarios:

H dijo...

Se le ve estupendamente... ¡Enhorabuena!.

Terly dijo...

No me cabe la menor duda de que será amante del mar, ¿quién no lo es en esa familia? Y quién sabe si a la larga será un gran navegante como también lo son o fueron algunos miembros de ella.
Felicidades, Militos por dejar ya dieciocho veces la proyección de tu vida.
Un beso.

Siab-MiprincesaAzul dijo...

hay amigaaaaaaaaaa una foto espectacular..... será sencillamente amante del amor y del mar y del cielo y de su abuela!! será por supuesto un chico grande de alma y espíritu....
Y con lo q cuentas de lo maravilloso q es la vejes... yo siempre he estado segura de q no llegaré a ser viejita.. pero si lo fuera.. te aseguro q quiero ser como tu!!
Te quiero amigaaaaa
Pd: Tendré un gran poeta q tambien me vaya a visitar?:)

Militos dijo...

Gracias Harto, estoy feliz.
Un beso


Terly: tu vaticinio puede que acierte, Dios dirá.
Un beso

Militos dijo...

Querida Sylvia: ¿¿me estás llamando vieja? jajaja...que aún me falta mucho princesa.
Gracias por tu comentario

ARCENDO dijo...

Que pasada, hermanita...ME ENCANTA esa imagen, con potenciales aires, como dicen por aquí...marítimos.
Con respecto a lo de viejo-joven, hay muchos jovenes que son viejos y viceversa, en ese segundo apartado, es decir en el de los jovenes-jovenes, es donde estamos tu y yo...ni lo dudes, y para siempre.
BESOS....ecográficos, es decir de los que no se ocultan nada...aunque quieran.

Militos dijo...

Gracias mi querido Arcendo, la ecogradía como he añadido ahora mismo, es de Google, pero podía ser de mi nieto porque también es de cinco meses de embarazo.
Yo con tal de estar contigo pues como tú, jóvenes y jóvenes airados.

Un beso

aline dijo...

Hola Militos¡¡¡que hermoso lo que escribes aquí con respecto a la edad adulta adulta(jaja jamás vejez.Al leerlo sentía que de alguna manera me han ido ocurriendo casi las mismas cosas que tú, los hijos,los nietos, ese regalo maravilloso que Dios nos dio.Y nada más cierto de que a esta edad podemos hacer todas aquellas cosas que de jóvenes no pudimos.En mi caso la pintura y la escritura.Y ya veo a quien sale ese señor tan creativo que vive en Bringthon¡¡¡¡Besos muchos.Aline.

Fran dijo...

Que bien está Gonzalito ahora y que suerte va a tener también cuando Militos le cuide en agosto.

Militos dijo...

Aline: me da mucha alegría verte aquí y la mención a Brighton me ilusiona. Muchas gracias por tus palabrasque confirman mi visión de la vida.
Un beso muy grande

Militos dijo...

Fran: no sabes como me gusta verte con ese sombreo que trae aires de mar y de sol.
Gracias preciosa.
Besitos