lunes, 20 de abril de 2009

DOLOR DE SER DE TIERRA



Esta noche te necesito, Mar. Sumergirme poco a poco en la sal diluida en tus aguas, sentir que entro a pocos a en tu inmensidad, que mi piel se va humedeciendo con tu caricia, de esa manera lenta que a mi me gusta. Todo en mi vida he ido saboreando despacio, la brusquedad nunca fue mi entrada en tí. Necesito ir de la arena caliente al frescor de tu lecho, con la lentitud de la espuma que se deshace en mi espalda cuando busco tu abrazo de olas... Lentamente desaparecer bajo la presión del oleaje que intenta devolverme a la orilla, con él combato para no retornar a tierra. Quiero quedarme, no retornar, diluirme con la sal, ser salitre que reposa en el fondo de tu azul. Salitre que sana, que cauteriza el dolor de ser de tierra y no de mar. De mar que todo lava, que todo arrastra a lo profundo para emerger sin posos, sin lastre, sin cargas banales. Mar, mar, mar sin nombre, sin patria, sin otra cuna que la profundidad... Mar que derriba castillos de arena y se hace navio de sueños y aventuras, mar que atesora bienes y amores naufragados. Mar que busca sirenas para cantar con ellas sin dejarse nunca apresar. que va y viene en un haz de vida incesante, luchadora, vencedora de tormentas y tornados. Esta noche mi barca de papel no quiere retarte, quiere navegar en el silencio obscurecido por la ausencia de la luna, sin descubrirla en tu espejo, sin acercarla a mí. Noche sin luna ocúltame a miradas ajenas a mi deseo de Mar. Estrellas que sólo yo descubro, que sólo yo renazco en ese manto que un día encontré, estrellas, moved mi nave de papel hacia ese encuentro perseguido y anclado sin amarres, con el azul del mar.

5 comentarios:

amor y libertad dijo...

seamos un solo mar, una sola alma, un solo amor en libertad

Militos dijo...

¿Crees en eso Amor? ¿Crees que eso es posible?
Un beso

maria jesus dijo...

Cuando te pones, te pones. Muy bonito. Un beso

Militos dijo...

Me pongo pesada, ¿verdad María jesús?
Un beso, preciosa

Fran dijo...

Mi estrellita solo te puede llevar un trozo de mar a tu pantalla, te lo envía. Par imaginar contigo un chapoteo en esa maravillosa playa de San Juan.