lunes, 6 de abril de 2009

ADIÓS GERÁNIO ADIÓS




Ya se veia venir. Siempre tuve miedo a esa ventana sin protección. Es verdad que alegraba mi despertar con frecuencia árido, ponía la nota de color suficiente para comenzar el día. Era todo mi paisaje en medio de la vorágine madrileña. Mi poesía, mi canción...mi te escucho, te miro, te necesito... te amo como sólo una planta puede amar. Mi aroma es corto, pero endulzo tus horas.

Qué haré ahora sin ella. ¿A dónde mirar cuando abra los ojos? Complemento ideal del negro café que despejaba mis párpados. Cafeína intensa para poner en marcha la maquinaria orgánica y color vivo para alentar la mirada externa.

Todo eso perdí en un instante de descuído y no era descuído, a penas terminada nuestra charla diaría, cuando ya se disponía a su letargo nocturno, cerré la ventana para evitarla corrientes de aire y ¡Qué casualidad! me vine a mi otro conversador diario, a esta otra ventana abierta al mundo. No me enteré de nada, todo debió ser cuestión de segundos... ¿Militos que has hecho con la maceta? ¿Dónde te la has llevado?... ¿Llevado? ...

Todo fueron carreras y miradas al pavimento gris de la calle. ¡¡ Horror de los horrores !! deshecha, descuartizada, mi canción, mi poesía transfigurada en tierra y tallos rotos. Una naciana que pasaba por allí intentaba salvar algun tallo agonizante. Yo no pude bajar a decirla el último susurro... ya la policia me pedía cuentas a la puerta de mi casa.

Viento traicionero que acechas sin avisar, como lobo devorador de inocentes ovejas que no sienten tus pisadas, ¿Por qué tuviste que llevártela a ella? ¿Por qué precisamente hoy, en el momento en que me acercaba a plasmar en letra Arial su último poema? El que me acababa de confiar como señal de agradecimiento a la persona que la mimaba durante mis ausencias. Viento amargo, soplaste en ráfaga asesina para arrancarla de mi lado y al instante calmaste tu ímpetu y desapareciste.

Tarde aciaga del 6 de abril, ¿quién suplirá este hueco en mi ventana?
Aquí queda mi pena y aquí dejo sus últimas palabras:

¿Quién se acercó a mi ventana?
¿Quién en silencio,
cuidó de amores mi planta?
¿Quién verdeo mis hojas?
¿Hizo brotar a mis flores,
volcó calores de mayo
sobre mis débiles tallos,
miró... me dio los colores?

Trajo él, amor a mi lado
en esta vieja ventana,
lo musitó en canciones,
aisló mi cuerpo del frío,
del abandono y lo seco
volvió en dulces temblores.
De mi abandono en el frío,
mirándome, hizo colores?

Regó mi sequedad urdida
por las ausencias y olvidos,
con el agua de su mano,
vertida suave, alada,
en halo ligero y cálido,
como caricia de Hoja
siempre perenne y callada.


Adiós geránio, adiós, hemos pasado todo el invierno, tú y yo, juntos y hoy te vi partir de la peor manera. La culpa fue del viento, ¿Quién llenará tu hueco?



9 comentarios:

amor y libertad dijo...

acumulad tesoros en el cielo, donde el orín no corroe ni el ladrón acecha ni la tempestad amenaza, acumula como ya haces el tesoro de ser como eres en el cielo que está ya dentro de ti

Militos dijo...

¿Y qué pasa no se puede tener ni un geránio?

Para un capricho que tenía ¡zas...!

Amor tú lo dejas todo por lo que busacas, pero a mí es que me lo quitan todo.
Y voy a llorar...

ARCENDO dijo...

A quien se le ocurre dejarlo sin protección?.
Con lo que yo lo cuidé...
Que lástima.
Gracias de verdad por tan bonita poesia...pero no es cuestión de llorar ahora, porque la verdadera FLOR surge DE DENTRO de tí, BELLA, HERMOSA, PRECIOSA, .... TODA TU.
BESOS FLOREADOS, EN LAS PROXIMIDADES DE ESTA PASCUA FLORIDA.

Militos dijo...

Arcendo, lo tuyo si que son flores...
Gracias, pero sigo echándola de menos, aunque así ya no te daré tanto trabajo cuando me vaya al campo.
Te quiero, un beso

Juliana Gómez Cordero dijo...

Comprendo tu pena ,porque yo también amo las plantas de mi jardín y perderla de ese modo lastima de verdad. Tu hermosa poesía está llena de sentimiento;
me gustó de verdad.
¡¡ TE FELICITO!!

Mulacen dijo...

Siento mucho de lo de tu geranio. En cualquier caso si ha sido necesario su "muerte" para que nos deleites con tan bella poesía... Pues eso, que lo siento y que me alegro mucho. No se si me explico...

Militos dijo...

Mulacen: te explicas a la perfección, gracias
me alegro de verte por primera vez, te visitaré.
Saludos

Querida Juliana: ella era todo mi jardín en Madrid, por eso me resulta más duro perderla.
besos

Mulacen dijo...

Muy agradecido por tu intención de visitarme pero no tengo casa (blog). Esto de la informática y yo somos casi incompatibles, yo no hago tonterías informáticas y a cambio participo con algún comentario en ciertos blogs que me gustan, entre los cuales incluyo el tuyo. ¡Muchas gracias de todas las maneras!.

Militos dijo...

Mulacen: ya intenté ir a tu casa y vi que no la tenías. Además pensaba haberte dejado un premio de mi otro blog y un chasco que me he llevado.
pero tus cpmentarios son todo un aliciente.
Muchas gracias