miércoles, 24 de junio de 2009

EN LAS NUBES



Esta noche tengo una necesidad enorme de relajarme. Cerrar los ojos y pensar que ya no vivo, que floto en el aire, que voy pisando esas nubes que se contemplan desde el avión y que no parecen reales. ¿Cómo será ese paseo por las nubes?. Pienso que no debe haber nada tan delicioso como pisar nubes. Me veo entre ellas, hundo mis pies desnudos en su algodón purísimo y tomo asiento en la más cercana. No, aquella tiene una forma mucho más bonita y parece más confortable, allá voy.


Es una experiencia inimaginable, me deslizo y todo se vuelve blanco, ahora brinco en ella, ahora tomo asiento y balanceo mis pies en medio del firmamento, no hay nada más a mi alrededor, la nube blanca que me acoge y esa calma que me acuna con suavidad. Todo se ha transformado en pequeño, hasta yo misma he disminuido sustancialmente, ni peso ni gravedad estorban mi descanso, incluso la mente ha dejado de pensar, de fabricar ideas. Tanto tiempo deseando que se calmase el cerebro, que me dejara en paz con mi paz y he tenido que subirme a una nube para conseguirlo. Aquí estoy, no me cambio con nadie, mañana ya veré lo que hago, pero este momento estelar que no me lo estropee nadie. Se está tan bien en lo alto, miro hacia arriba y casi veo más allá del cielo. Me gustaría elevarme un poco más, mas no puedo porque esta nube asiento que he encontrado es de las intermedias, las altas de verdad no están a mi alcance, para eso hay que desprenderse otro poquito más de todo lo que aún me impide atravesar la barrera de los deseos, de las apetencias, de las ataduras que todavía me retienen pegada al suelo. Benditas ataduras que me están llamando: ¡baja ya de las nubes que no tenemos cena!. De acuerdo: ¡ya voy...!


Ahora, que este maravilloso minuto de abstracción ha sido solo mío, nadie me lo puede quitar. ¡¡Ya voy, ya voy, ya voy...!

3 comentarios:

Terly dijo...

Te veía ahí tan cómoda, tan relajada, tan feliz, que no sabía si debía entrar a comentarte o dejarlo pasar para no distraerte de tu abstracción, pero al final he visto que tenías que bajar para hacer la cena y entonces me he dicho. "esta es la mía" y aquí estoy para darte un beso.
Tengo una muy buena amiga, bromista por demás, que siempre que se le pregunta ¿qué haces? contesta "actividades sexuales". Me jodo haciendo la comida, las camas, lavando la ropa, planchando, fregando, quitando el polvo... todo el día jodida, pues eso... actividades sexuales.
Bueno para un viaje por las nubes, un comentario relajante.
Un beso.

Militos dijo...

Terly: me encanta, me encanta y desde ahora lo hago mío. ¡Se van a enterar!
Un beso, que refrescante comentario. ¿Te he dicho que me encanta?
Un beso, corazón de poeta

Juliana Gómez Cordero dijo...

es muy bello lo que escribiste de las nubes.En un viaje así, con gusto te acompañaría
Un beso y sigue volando.