jueves, 29 de enero de 2009

LAS HUELLAS DE DIOS

Campo de la Amapola de Vincent Van Gogh

Hace tiempo que no traigo ninguna poesía a Con Sin Nada, por eso hoy publico ésta de Miguel de Santiago. Tengo que confesar no le conozco, pero me ha gustado tanto que quiero compartirla. Y de paso preguntarle a Terly, como entendido en la materia, si él sabe algo de su autor.

Heme hoy aquí,

ante este día que se estrena,

con los ojos vencidos por el sueño

y la búsqueda ansiosa de una paz infinita.

De la larga noche
vengo a estas cumbres
de nieve y esperanza.
Asciendo hasta la aurora y voy buscando
la luz, mi luz.
Hay una algarabía de golondrinas
en este cielo azul de primavera
y se nos llena el alma con su música.
Hasta los valles
se extienden manto de amapolas
y los perfumes del tomillo
y del romero embriagan la mañana.
Subo y subo
hasta que el viento en las cimas
limpia el aire y anuncia
los más bellos almendros florecidos.

Con los primeros rayos
del sol hoy esperamos otra historia
y olvidamos oscuras ansiedades.
Un baño de oro en la mirada
ilumina el paisaje, los dormidos
horizontes, las tristes
siluetas sumergidas en pozos de la noche.
La mañana feliz se ha despertado,
bandadas de gorriones
que inundan de alegría
relojes, calendarios y latidos
del corazón.
Ya sólo tengo oídos para el canto
de las cosas creadas,
sólo tengo ojos
para luces nuevas y las flores,
y sólo tengo dedos
con los que acariciar
estas huellas de Dios en mis espaldas.

Miguel de Santiago

La naturaleza creada también nos lleva a Dios

7 comentarios:

ARCENDO dijo...

Precioso, parece que estamos más conectados que nunca, de algún modo yo también tenía preparada una de Van Gogh,... pero yo si la publicaré, no como tú....
Me ha gustado mucho el poema, muy sentido y profundo, ¿Te lo has encontrado también en el calendario-taco? jijiji...
Besotes.

Militos dijo...

Pues no. niño, este no es del taco. ¿Crees que no tengo más fuentes?
Luego dices que me quieres...
Un beso,

ARCENDO dijo...

Pues claro que te quiero tontina...
es una bromilla... besiños

Terly dijo...

Me ha parecido de una belleza y delicadeza extraordinaria. Poesía pura, de la que te llega al corazón con palabras sencillas, sin pasar por la cabeza. Suave, ligera de peso, una manera más de conectar con Dios, sin oraciones rutinarias, mediante la naturaleza a través de la poesía.
No, Militos, no conozco nada del autor ni tampoco conocía ester bello poema. He investigado y no he sacado nada en claro. Existió con ese nombre un pintor ecuatoriano de abundantes pinturas de temas religiosos y sobre la naturaleza que muy bien podría ser suya pero no he conseguido encontrar ni una sola poesía de este autor. (Google)
Gracias por hacernosla conocer.
Un beso.

ARCENDO dijo...

Miguel de Santiago, periodista y escritor palentino, ha desarrollado su labor periodística en varios medios, (prensa, radio y televisión), tanto laícos, como vinculados a la Iglesia.
Conocido por sus artículos en el semanario “Palencia siete”, y sobretodo en la revista “Eclessia”. En cada uno de sus trabajos desgrana la actualidad con sus certeros y riguroso análisis, centrándose principalmente en los temas socio políticos y culturales que tienen incidencia especial en el hecho religioso.
Como periodista ha sido corresponsal en varios paises, y es autor de varios libros entre los que destacan principalmente:
“Corresponsal de un tiempo sombrio” editado por Voz de Papel en el 2007 y “Antología de la poesía mística española” editada por Verón de 1998.
Espero que os sirva. Bibliografía, calendario del Cuerpo de Bomberos, 2008. Jajajaja.
Os quiero, abrazos y besotes.

Militos dijo...

Gracias Arcendo: me encanta tu información. yo sólo encontré como Terly el pintor ecuatoriano. eres un crak. Decididamente me cambio al calendario de Bomberos porque además las imágenes son la mar de instructivas.
Un beso de fuego, a ver si vienen los bomberos.

Terly dijo...

Yo, la verdad, si hay otro calendario igual de instructivo que ese pero que sea de "bomberas", lo preferiría y sino, ya preguntaré a Arcendo.
Beso para ella y abrazo para él.