martes, 16 de noviembre de 2010

EN FAMILIA

Como dispongo de poco tiempo para escribir y en este blog me siento como en familia, ya que no tiene muchos visitantes, quiero dejaros unas fotografías de la reciente visita que Julio y yo hicimos a Huelva. El motivo era encontrarnos con unos familiares de los que desconocíamos su existencia hasta que ellos nos encontraron por medio de internet.
Estar con ellos ha sido una de las grandes alegrías de la vida, pues se trata de una familia maravillosa y acogedora como hay pocas.
Para dar gracias a Dios por este encuentro nos llevaron a la Virgen del Rocío, un día precioso de finales de octubre, sin barullo ni algarabía.
Mirar y rezar a la Blanca Paloma, en aquella soledad del templo fue un auténtico privilegio que nunca olvidaré.
Os presento a algunos miembros de nuestra familia:
La principal y más importante, Virginia, hermana de padre de Julio, entre él y yo; Julian, uno de sus 6 hijos, a mi lado.




Trini, una de sus hijas, en lugar de Julian





Julio y yo ante la Virgen del Rocio. No puedo contaros mis sentimientos y emociones porque no acabaría nunca, pero sí que se siente algo especial, muy especial.




Y finalmente, aunque no os lo creáis, el pequeñajo, Moises, en brazos de su madre, Virginia como su abuela, es nuestro segundo BISNIETO. Su hermano Alvaro, estaba jugando con la play.





¿QUÉ  OS  PARECE,  YO  BISABUELA?

2 comentarios:

Maria Jesus dijo...

Me parece que sois unos bisabuelos muy guapos. Estais estupendos los dos.

Y supongo que habrá sido un encuentro muy emocionante.

Espero que tu hija siga mejorando. Un beso

gosppi dijo...

Hola Militos...me ha gustado conocerte..tan joven y bisabuela!!Me acuerdo de tu hija Maria y me uno a tus oraciones con al madre en medio. Un abrazo.