lunes, 8 de noviembre de 2010

ALEGRÍA, COHERENCIA, SENCILLEZ


Hoy me siento feliz, el PAPA ha estado dos días en España, aunque no he podido verle en persona la televisión nos lo ha acercado de manera increíble, lo que aprovecho para felicitar a aquellos medios audiovisuales  que tan admirablemente han seguido sus pasos por Santiago y Barcelona: Telemadrid, intereconomía, Popular y creo que también la segunda cadena de la Televisión pública.

Lo importante es el mensaje que ha dejado a todos los hombres de buena voluntad, no sólo a los católicos porque su mensaje  acerca Dios al hombre. Importa el MENSAJE Y el MENSAJERO,  por sus gestos de humanidad y sus palabras, palabras del propio Jesucristo que salen de su boca. nada habla propio, todo es Evangelio e inspiración divina.

Benedicto XVI  nos ha animado, nos ha confirmado en la fe, nos ha movido a confesar nuestra fe sin descanso ni desaliento y nos ha mostrado el modo en que debemos hacerlo:

"CONFESAR LA FE CON ALEGRÍA, COHERENCIA, SENCILLEZ,  EN CASA, EN EL TRABAJO Y EN EL SERVICIO  A LOS HERMANOS, A LOS MÁS NECESITADOS"

¿Hay un modo más fácil que este para confesar la fe en Cristo Resucitado?

 ¿No es algo que está al alcance de todos los católicos que se precien de serlo?

Me siento feliz porque no soy capaz de hacer grandes cosas, pero creo que eso si voy a saber hacerlo, si Dios me ayuda, claro y hoy me ha ayudado.


Esta noche  merezco un respiro,  merezco escuchar a Chopin, ese músico para el sosiego del alma que al final de sus días pudo volver a los brazos de Dios, gracias a la constancia y el amor de un fiel amigo. otro día ampliaré la historia de su conversión.





Yo también tengo un gran  AMIGO que me proporcionó esta información de la conversión de Chopin, justo es que le dedique esta Romanza

4 comentarios:

Roberto dijo...

Comparto tu felicidad !Alabado sea Jesucristo!

Caballero ZP dijo...

Hoy hablo sobre un nuevo ataque a la Iglesia perpetrado por La Sexta.
Saludos

ARCENDO dijo...

Querida acabo de leer todo lo que me cuentas de la operación de tu hija y de los sucesos posteriores. Como tu bien dices, las cosas pasan porque Dios quiere y a nosotros nos queda aceptarle y hacer que todo sea para su gloria. Efectivamente el apoyo moral y espiritual no te ha de faltar, estoy contigo en todo momento.
Aunque todos, todos, todos tenemos mucho que limar, estas pruebas son parte de ese proceso, no lo dudes. Reza, espera, confía y DESCANSA, eres fundamental para tu familia y también para mí.
Off top. Se agradece mucho la dedicatoria musical.
BESIÑOS DE MUCHO ANIMO.

Julio dijo...

Muchas gracias, Militos, por tu artículo.¡Se veía a Dios en los ojos del Papa !
Muchas gracias, Arcendo por preocuparte así por nuestra hija María. Un fuerte abrazo.