viernes, 30 de agosto de 2013

BENDITA OBSESIÓN






Buenas noches nos dé Dios, ya, ya sé que no necesitas  que te desee "buenas noches", puesto que ya las tienes para siempre, pero cuesta desprenderse de las costumbres.

Hoy estoy algo más contenta, no sólo por este precioso anochecer que Dios me ha regalado en el campo; no existe pintor alguno que pueda igualar los colores de la Naturaleza, sólo la mano del que la ha creado puede combinarlos de esta manera. Un rato extasiada contemplando el Cielo, pensé que no se puede pagar con nada semejante espectáculo donde los ojos y el alma se recrean, únicamente con el amor y la adoración a Dios Creador.
 
Escucha, Arcendo, tuve otra alegría que necesito contarte: ¿Sabes que al fin brotó la rosa del Soto? Sí, la que cada agosto cortaba para María en tu nombre con mi oración y que este año temía no poder hacerlo, esa rosa del Soto, la casa de Retiros que tanto tiempo frecuenté cuando mis huesos no se hacían notar. Esa rosa este verano ha tardado mucho  en florecer, parecía que esta vez el duro invierno la había truncado. Toda la planta seca, Julio quería arrancarla, pero yo quise darla una oportunidad. Hice una poda exhaustiva, casi como la que  ha hecho en mí nuestro buen Padre con tu ausencia. Con dos meses de  cuidados extremos, mimos y miradas ha dado su primera rosa, aunque tuve que cortarla antes de su completa metamorfosis, ya sabes que nace blanca, luego un ribete rosa la adorna para después tornar en amarillo antes de lucir en todo su esplendor rosado. Como te decía, me vi obligada a cortarla con premura porque se levantó un vendaval que amenazaba con llevársela volando. Por un momento pensé, ya conoces mis elucubraciones, que eras tú que la querías para entregársela directamente a nuestra Mamita.
 
Aquí está, junto a la réplica pequeña  en madera de la Virgen de Chamorro que trajimos  de su ermita de Ferrol.
 
 
 
¿Recuerdas la composición que publicaste en tu blog cuando te envié, como cada agosto, la foto de las rosas?
 
 
Quedó preciosa con el rostro de María, eres un genio.
 
Con ella mis oraciones por tus intenciones, volcadas seguro en tu querida Guadalupe y tus hijos,  porque no creo que tu alma las necesite; terminó tu padecer de años, agravado cruelmente con el cáncer que te llevó junto a tus seres queridos y te alejó de tus blogueros, hasta cierto punto porque estar estás, sigues con nosotros, no podemos olvidarte.
,
Aprovecho para contarte una cosa curiosa, seguro que te ríes como yo; resulta que un anónimo me dejó un comentario en un post reciente, en el que te mencionaba, para decirme que estaba obsesionada contigo y que te dejara ir,
 jajaja... . No es obsesión, es unidad indestructible, tu recuerdo vendrá a cualquiera de mis blogs siempre que quiera y venga al caso. ¿Qué te deje ir? Como si eso dependiera de mí, te fuiste cuando Dios quiso, cuando fue su voluntad y nada más.
 
Ya me voy a despedir por hoy, seguiremos en nuestro Noray, unos días más. 
 
 
 
. El campo está precioso, verde como nunca,  Julio sigue plantando árboles, ya te comenté, esto parece la selva. La pena es que algunos, como el madroño, se están estropeando, puede que con una poda exhaustiva, como la del rosal recupere su lozanía, los árboles como las personas mejoramos con la poda, siempre que se haga con amor  y la mano del Jardinero divino sabe cuando, cómo y dónde tiene que podar.
Desde luego este año no creo que dé madroños como el pasado, así que no podré hacer ese licor que tanto ayuda con el frío invernal de Guadalajara.,
 
 
 
Todo está bien, Capitán, lo estará mientras tu querida esposa y tus hijos, tengan el detalle que tanto agradecemos, de mantener tu blog abierto. Que Dios se lo pague porque nos queda mucho que aprender de tu Hoja del Arce.
 
 
 
Dejo el enlace por si algunos no  conocen tu blog todavía.
 
arcendo.blogspot.com

HASTA OTRO DÍA

7 comentarios:

Rosa dijo...

Me hiciste llorar, Militos, no puede ser más bonito lo que dices, es maravilloso.

Gracias por compartirlo con todos, es el recuerdo de una persona especial y de una amistad preciosa. Gracias, querida amiga.

Un beso del alma.

Rosa dijo...

No había visto la entrada anterior.
Gracias por tu dulzura.

Maria del Rayo dijo...

Gracias Mili.
Dices todo lo que yo quisiera decir.
DTB!!

Anónimo dijo...

Te creía más respetuosa. Mi intención era buena, ya te lo dije, y tu respuesta es que te RÍES de mí. También, como tus seguidores acérrimos, te doy las gracias, hoy precisamente que el Evangelio habla de humildad, es bueno humillarse.

Militos dijo...

Anónimo, ni enfadarte ni humillarte, "la humildad es la verdad"
Yo no me río de ti, me río de que no tienes ni idea de la unión que Arcendo y yo teníamos y que está muy lejos de ser obsesión.
Para mí era y es un hermano querido al que siempre, siempre, echaré de menos y citaré su nombre porque quiero que todos le conozcan y vean cuánto enseñó y dio a todos por medio de su blog.

También me gustaría que dieras tu nombre y no escudarte en el anonimato.

Lamento que te haya sentado mal.
Un saludo amistoso.

Maria del Rayo dijo...

Sigo pensando que recordar a los que se han ido no es obsesión, es parte del duelo, como lo señala la Dra. Elisabeth Kübler Ross.

No me siento tu seguidora acérrima, me siento tu amiga Militos.

La verdad tienes mucha caridad al dejar publicados estos mensajes anónimos, yo los hubiese borrado.

No entiendo porque ocultarse tras el anonimato, si es mejor darse a conocer, no pasa nada, con que yo no piense igual que la persona dueña del blog.

Para eso se hicieron los colores.

DTB!!

maria jesus dijo...

Bueno Militos, me gustaría que se me recordara como tu recuerdas a Arcendo.

El listón está muy alto