viernes, 10 de mayo de 2013

EL MEJOR REGALO DEL MUNDO



 
 
Esta manualidad es obra de Gonzalo, cumple 4 años en Agosto, y ésta es su primera obra de arte. No sé en que estilo encuadrarla, aunque en parte me recuerda a los retratos de Renoir por el colorido y realismo que desprende, si bien en la decoración del marco me inclino por clara influencia  Daliniana o del modernísimo Miguel Barceló que suele emplear  temas de animales y de la naturaleza, como se puede comprobar en sus recientes obras para la Capilla de la Catedral de Mallorca o la Cúpula del palacio de las Naciones Unidas en Ginebra.
 
Sea como sea, Gonzalo, mi pequeño nieto, la realizó en su guardería para obsequiar a su mamá el pasado 5 de mayo, día de la Madre. Una muestra más de que no es necesario despilfarrar recursos económicos en regalos fabulosos o grandes marcas, para tener contentos a los seres queridos que aprecian mucho más lo creado por uno mismo.
 
Estoy muy orgullosa de él porque, a parte de su obra, es un niño muy valiente que ha sabido superar un curso muy duro por la ausencia de su madre, mi hija, que se encuentra cumpliendo un destino en Madrid, mientras él permanece en Cádiz con su padre quien se ve amorosamente obligado a ejercer de papá y mamá, también por exigencias de destino profesional, a excepción de todos los fines de semana en que la afortunada madre de Gonzalo, mediante ese gran invento español, el Talgo, puede reunirse con su familia.
Es verdad que al principio de esta separación no podía dominarse, pero en la actualidad, pasados ya nueve meses, va superándose y ahora, cuando se despiden en la estación dice:
 
"Adiós, mamá, pórtate bien."
 
 Afortunadamente esta situación irregular y dolorosa por ambas partes ha de solucionarse en el próximo curso.

4 comentarios:

Sacramento Rosales dijo...

Que mayor está Gonzalo ya.

releante dijo...

Si es que no hay como un regalo, hecho por los pequeños con sus propias manos, por mi parte estaba deseando el dia del padre para ver que me traía la niña. Bonito regalo y precioso nieto. Un abrazo

quedateenminube dijo...

Olé por ese nieto y por ese regalo hecho para su mamá!!!. Desde luego que ha tenido que ser un año duro para mamá, hijo y papá pero según dices ha sido un campeón pero cuantas lagrimillas habrá habido por medio... Qué suerte que en los tiempos que corren hay medios de transporte como los actuales.Con suerte ya se soluciona este año y a disfrutar más de la familia. Un beso para la abuela por lo orgullosa que está del nieto!!!

Rosa dijo...

Como estos regalos no hay nada, es lo que más ilusión hace, y éste es muy bonito, ¡toda una obra de arte!

Qué graciosa la despedida que le hace a su madre, es muy rico.

Tener tantos nietos es una suerte, no me extraña que estés orgullosa.

Me alegro mucho de conocer a Gonzalo.

Un beso, me ha encantado.