viernes, 12 de febrero de 2010

UN PARÓN


Hoy me apetece parar y parar en este blog, Parar en silencio, en silencio oyente, abierto a ti, Maestro. he visto como abriste los oídos al mudo y diste la palabra a su habla. ¡EFFETÁ! es lo que necesito. Dilo fuerte, Médico del alma y del cuerpo, mete tus dedos en mis oídos interiores, bien adentro para que caigan los tapones que el ruído exterior ha incrustado en ellos.


Si no te escucho, Señor, ¿cuándo acabaré de conocerte? ¿cuándo me conoceré a mi misma?


Cuando metiste tus dedos en los oídos del sordo para que oyera y con tu saliva le tocaste en la lengua para que hablase, al ver el milagro, ellos dijeron: "Todo lo ha hecho bien; hace oir a los sordos y hablar a los mudos."


Desde este siglo XXI te doy gracias por aquel que pudo oir y hablar, pero para mi, que ya he hablado bastante, te pido una sola cosa: escuchar, escucharte, Señor que tanto me dices y yo no oigo.


Dilo, Maestro, dime ¡Effetá! y abre mis oídos a tu palabra. Dilo y dejaré de hablar, dilo y en verdad esto será un parón para escuchar tu Voluntad




4 comentarios:

MARISELA dijo...

Amiga mia me he acordado mucho de ti y de todos los demás en estos días en que he pasado poco por la red. En el taller de oración del cursillo pedí por todos, porque tengamos paz, esa que surge del alma bajo los efectos beneficiosos de las enseñanzas del Maestro, para que podamos parar un rato al día y le escuchemos, callados, en silencio, lo que tiene que decirnos. Y coincide con tu post que el miércoles llegué a mi grupo de oración con tremendo apuro, pues no había preparado las lecturas y el padre Jose Antonio nos tenía preparado otro taller de oración...como si el Señor se hubiese dado cuenta de que el tiempo nos estaba faltando para hablar con Él. Qué te voy a contar a ti, que llevas tanto caminado???
Espero que estés bien de salud. Dale mis recuerdos a todo el familión. Recuerda que las prisas y el ruido externo nos hacen faltar al encuentro más íntimo con el amado, esos en los que no repetimos oraciones preconcebidas, sino que hablamos de corazón a corazón...
Un abrazo grande y bendiciones muchas.

ARCENDO dijo...

Esa parada es la mejor, porque esa parada, paradojicamente es AVANCE.
Lo de Diamond es el remate idóneo de este post tan GENIAL
EFETHAAAA.
BESIÑOOOOOS

Militos dijo...

Marisella: eres un cielo y bendigo a Dios por tu amistad. Nos hacen mucha falta a todos esas oraciones tuyas. Espero que tu cursillo te haya colmado de paz y gracia de Dios. Es una alegría volver a verte por aquí.
Besitos, preciosa

Militos dijo...

Gracias Arcendo, tus palabras son una confirmación del post. Da gusto que me entiendas siempre, o casi siempre, jajaja...
Vamos en la misma dirección y algun día nos encontraremos. seguro que te conozco a la primera, por si acaso no te olvides de llevar una Hoja verde, bien visible.
Besiños