domingo, 10 de enero de 2010

FELIZ DOMINGO

Mar de Cádiz

ESTE SALMO 62, ES UNO DE LOS QUE MÁS ME GUSTA Y POR ESO LO REZO Y SABOREO DESPACIO, hasta las lágrimas:
SALMO 62
Oh Dios, tu eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sediente de ti,
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agostada sin agua.
¡Cómo te contemplaba en el santuario,
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios.
Toda mi vida te bendeciré,
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca,
y mis labios te alabarán jubilosos.
En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti
porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo;
mi alma está unida a ti
y tu diestra me sostiene.
¡¡FELIZ DOMINGO!!, 10 DE ENERO DE 2010, BAUTISMO DEL SEÑOR EN EL JORDÁN

4 comentarios:

Terly dijo...

Precioso este Salmo, sobre todo en sus dos primeras estrofas en el que se hace ver cuánto significa Dios para el hombre.
Un beso, Militos y feliz Domingo.

ARCENDO dijo...

Y su diestra nos sostiene, ¡que gran consuelo!, ¡Que gran motivo para seguir andando!, gracias por el salmo y por ponerlo, precisamente en este momento.
BESIÑOS NEVADOS.

Fran dijo...

Con este precioso salmo, feliz domingo y feliz semana.

MARISELA dijo...

Es uno de mis salmos preferidos también, sobre todo saber que Su diestra me sostiene. Y que mi alma siempre estará sedienta, hasta le que encuentre.